• Liliana Franco

¿Es el momento de dejar tu trabajo?


El estrés y presión laboral es común actualmente y cuando son en exceso, te pueden generar ciertos problemas dentro y fuera de tu ambiente laboral. En el lugar de trabajo invertimos gran parte de nuestro tiempo, pues entre viajes, juntas y proyectos, a veces llegamos a convivir mas con los compañeros de la oficina que con familiares o amigos o podemos atender eventos laborales más que acontecimientos familiares importantes de tu pareja o hijos. ¿Te ha sucedido esto?

Si tienes algunos años haciendo las mismas actividades o trabajando para la misma empresa y sientes que ya no puedes más o que ya no tienes motivación para levantarte cada mañana; te comparto algunos ejemplos de situaciones reales de trabajo –no adecuadas– que te pueden ayudar a identificar a tiempo si es momento de tomar la iniciativa y salir de tu empleo actual.

1. No puedes tomar llamadas personales durante el día o sientes culpa si estás en junta y entra una llamada de tu mamá o de tu pareja. Si eso pasa, rápidamente desvías la llamada o mandas msg diciendo que llamarás más tarde (lo cual no sucede la mayoría de las veces).

2. Tus horarios de trabajo más las horas de traslados te dejan muy poco tiempo de calidad para convivir en casa o para hacer actividades fuera de la oficina, pues terminas agotado y en ese tiempo restante tu foco es preparar lo del día siguiente (ropa, comida, pendientes, etc).

3. En la oficina hay compañeros que han hecho pequeños grupos en donde no cualquiera es bienvenido... aunque se diga que "hay inclusión", hay un lenguaje no verbal que está presente con el que te das cuenta de que no hay libertad para expresar tus ideas o trabajo en equipo (¡ah!, tampoco eres bienvenido a la hora de comer...).

4. Has sentido que tu paciencia se agota, incluso puedes brincar fácilmente de la tranquilidad al mal humor cuando te hacen comentarios fuera de lugar. Quizás tengas un problema de actitud...

5. Has sufrido algún tipo de acoso por alguien de mayor jerarquía y sientes temor de que la persona en cuestión ponga en duda tu trabajo o peor aún, que tome represalias y te presione a renunciar.

6. Tus horas de sueño se han alterado pues duermes mucho menos que en años pasados y te sientes muy cansado por las mañanas. Ahora se te olvidan más fácilmente las cosas...

7. Tu supervisor directo hace micro gerencia y te cuestiona todo el tiempo, lo cual te resta liderazgo y libertad en la toma de decisiones.

8. Has sentido temor de solicitar días de vacaciones y para programarlas, primero revisas tu calendario laboral de actividades. Una vez programadas, sientes necesidad de estar conectado todo el tiempo.

Y bueno, estos son algunos ejemplos de situaciones laborales reales –no adecuadas– que se pueden llegar a presentar en el trabajo. Ahora bien, si el nivel de estrés ya es excesivo y tu salud está en riesgo o has tenido que ir al médico debido a situaciones de este tipo o has sufrido un divorcio o has perdido contacto con tus padres por esta causa, probablemente ya es momento de analizar si hay que salir de ese lugar.

Desde luego que no es una decisión fácil pero quizás puedas revisar otras opciones para no perder tu bienestar e integridad en el camino.

¡Recuerda: tú eres lo más importante y hay oportunidades y cosas hermosas en la vida que te podrías estar perdiendo!

#coachingdevida #vivirmejor #estrés

Torre Siglum. Av. Insurgentes Sur 1898, Col. La Florida. Guadalupe Inn CDMX 01020​.

☏  (55) 9171 1001​  ✉︎  liliana@quieroplaticar.com

 

Horarios:

Lunes a Sáb 9:00 -19:00

Forma de pago:

En línea o transferencia bancaria​

Modalidades:

En línea y Presencial.

  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Círculo Negro

Copyright©️2016

Copyright©️2020

Quiero platicar® Coaching todos los derechos reservados.