top of page

6 tipos de emprendedores y las motivaciones que los inspiran

Actualizado: 13 dic 2023


emprendedores en cafetería local

Hay múltiples formas para emprender un negocio y un sinfín de ideas sobre los productos que podrías ofrecer. Averiguar qué modelo de negocio iniciar puede ser un reto, pero con un Máster en Creación y emprendimiento en la empresa digital se pueden determinar los factores más importantes para concluir cuál es el mejor para ti.

En general, el emprendedor es visto como un individuo que responde a una serie de características inamovibles. Sin embargo, la realidad es que existen al menos seis perfiles dentro de este sector, que varían en función de la motivación, la idea de negocio, los recursos disponibles y los objetivos profesionales:


1. El Independiente

Si quieres emprender por tu cuenta, puede que seas un empresario independiente. Para este grupo de personas, montar un negocio consiste en forjar su propio camino y tomar el control de su futuro financiero. Puede que aspires a trabajar para ti mismo a tiempo completo, liberándote de ganar dinero para otra persona.

Ser independiente significa asumir riesgos grandes pero calculados. Sabes cómo elaborar un plan sólido, pero también sabes que tienes que adaptarte cuando las cosas cambian. La determinación será la clave de tu éxito, al igual que confiar en tu instinto.


2. El buscador de la libertad

El deseo de libertad y flexibilidad es lo que motiva al buscador de libertad a crear un negocio. Este emprendedor quiere algo que se ajuste a su horario, un negocio que pueda controlar, en lugar de algo que le controle a él.

Si este es tu caso, puede que estés buscando salir de la rutina y encontrar algo que se adapte mejor a tu estilo de vida (o al estilo de vida que te gustaría tener). Quieres un negocio que vaya con la corriente, que se adapte a los cambios y que no se interponga en el camino de tus aficiones y aventuras.


3. El creativo

El creativo es alguien a quien le encanta utilizar sus habilidades y su imaginación no sólo para hacer algo nuevo, sino para inspirar a otros a hacer lo mismo. Les encanta ver a otras personas disfrutar de lo que han creado, y su negocio se convierte en otra forma de alimentar su talento.

En cualquier caso, el creativo es un soñador, alguien que quiere sentir una conexión emocional con su trabajo. Pone su corazón en lo que hace y quiere que los demás lo vean y lo celebren.


4. El oportunista

Es alguien que encuentra una oportunidad para llenar un nicho en el mercado y ser el primero en ofrecer algo más nuevo y mejor.

El oportunista se caracteriza por su instinto a la hora de analizar el mercado y saber no sólo lo que falta, sino cómo puede proporcionarlo. Este empresario cree que su producto puede triunfar y hace el trabajo de investigación para demostrarlo. Son innovadores y reconocen una buena idea cuando la ven.


5. El nómada digital

Los propietarios de startups y los nómadas tienen mucho en común, ya que ambos abrazan la incertidumbre y disfrutan más del viaje que de la llegada al destino. Si ya has descubierto que tienes un espíritu nómada adicto a los cambios, ¿qué puede ser más adecuado que convertirte en un empresario nómada?

La mejor manera de asegurarse de que tu emprendimiento no te ate al mismo lugar, es crear un negocio online, que te permitirá trabajar estés donde estés. Sin embargo, incluso algunos negocios en línea requieren permanecer en un lugar estable para gestionar el inventario o las reuniones importantes, y esa es una posición en la que no quieres estar (a menos que tu socio pueda llenar el vacío). Crea un modelo de negocio que se beneficie de tu movilidad.


6. El Legado

Algunas personas inician un negocio no sólo para encontrar el éxito para ellos mismos, sino para toda su familia. El legado es mirar hacia el futuro y construir un negocio del que sus hijos u otros miembros de la familia puedan hacerse cargo cuando llegue el momento.

Esta clase de empresario busca un modelo de negocio que pueda crecer continuamente y ser viable a futuro. En lugar de fijarse en lo que está de moda ahora mismo, este emprendedor piensa a largo plazo. En ese sentido, se trata de un perfil que hace uso de la investigación y el estudio de mercado para evaluar las tendencias del sector y su proyección de futuro.



Conclusión

Si tu motivación es iniciar un negocio haciendo algo que te apasiona, es probable que sufras menos contratiempos emocionales y agotamiento cuando descubras que se necesita tiempo para construir un patrimonio independiente. Serás más paciente contigo mismo y con tu negocio a medida que crece, y tomarás mejores decisiones empresariales.

Determinar qué te motiva en la vida es una forma de averiguar qué tipo de empresario quieres ser. Pero no importa lo que te lleve a ello, montar un negocio es un camino hacia la libertad y la independencia.



Autor. TECH Universidad Tecnológica.



Quiero platicar® Coaching es tu sitio especializado de coaching en México. Conoce más acerca de los servicios de coaching de Quiero platicar® Coaching y ponte en contacto con nosotros:

☏ 55 2899 2486

☏ 86 4616 0799




Temas relacionados:





0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page