top of page

Fatiga: ideas para combatirla

Actualizado: 17 nov 2023

La fatiga es un estado de cansancio extremo o agotamiento que puede afectar tu bienestar físico, mental o emocional. Es diferente del cansancio normal que puede aliviarse con el descanso o el sueño. La fatiga a menudo persiste, incluso después de descansar lo suficiente y puede afectar significativamente el funcionamiento diario y la calidad de vida de una persona.


mujer cansada en oficina

características de la fatiga


  • Agotamiento físico: La fatiga suele ir acompañada de una profunda sensación de cansancio físico y debilidad. Las tareas simples pueden requerir un mayor esfuerzo y la resistencia física puede reducirse significativamente.

  • Fatiga mental: junto con el agotamiento físico, la fatiga también puede afectar el funcionamiento cognitivo. Las tareas mentales pueden volverse desafiantes y puede ser difícil concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones. La fatiga mental puede afectar el rendimiento laboral, el rendimiento académico y las capacidades cognitivas generales.

  • Falta de energía y motivación: El cansancio puede provocar una disminución notable de los niveles de energía y motivación. Las actividades cotidianas que alguna vez fueron placenteras pueden parecer una carga y la persona puede sentir una falta persistente de impulso o entusiasmo.

  • Trastornos del sueño: la fatiga puede estar asociada con patrones de sueño interrumpidos. Si bien puede parecer contradictorio, la somnolencia excesiva y la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido pueden ser síntomas de fatiga.

  • Impacto emocional: La fatiga también puede afectar el bienestar emocional de una persona. Puede provocar irritabilidad, cambios de humor, disminución de la tolerancia al estrés y sentimientos de frustración o tristeza. También puede contribuir a un menor interés en las actividades sociales o a retirarse de las relaciones.

  • Duración prolongada: la fatiga suele ser persistente y dura un período prolongado. Puede estar presente durante semanas, meses o incluso más, según las causas subyacentes.


Fatiga: ideas para combatirla


1. Duerme lo suficiente: asegúrate de dormir lo suficiente, siguiendo un horario de sueño constante. La mayoría de los adultos requieren de 7 a 9 horas de sueño cada noche. Establece una rutina a la hora de acostarte y crea un ambiente propicio para dormir para promover un sueño de calidad.


2. Mantén una dieta saludable: Consume una dieta balanceada con muchas frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras. Evita el consumo excesivo de alimentos azucarados y procesados, ya que pueden causar disminución de energía. Hidrátate, bebiendo suficiente agua durante todo el día.


3. Realiza ejercicio con regularidad: participa en actividad física regular para aumentar tus niveles de energía y mejorar la calidad del sueño. Trata de hacer al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado o 75 minutos de ejercicio vigoroso por semana. Sin embargo, evita hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarte, ya que puede interferir con el sueño.


4. Controla el estrés: los altos niveles de estrés pueden contribuir a la fatiga y la somnolencia. Practica técnicas de manejo del estrés como ejercicios de respiración profunda, meditación, yoga o participa en actividades que disfrutes. Prioriza el cuidado personal y toma descansos cuando sea necesario.


5. Limita el consumo de cafeína y alcohol: si bien la cafeína puede proporcionar un impulso de energía temporal, consumirla al final del día o en cantidades excesivas puede interrumpir el sueño. De manera similar, el alcohol puede interferir con la calidad del sueño y contribuir a la fatiga. Limita su consumo y evita consumir estas sustancias cerca de la hora de acostarte.


6. Toma descansos regulares: si estás involucrado en tareas mental o físicamente exigentes, toma descansos breves para descansar y recargar energías. Estírate, camina o realiza técnicas de relajación para combatir la fatiga.


7. Optimiza tu espacio de trabajo: si pasas muchas horas trabajando en un escritorio o frente a una computadora, asegúrate de que tu espacio de trabajo esté diseñado ergonómicamente y bien iluminado. Toma descansos frecuentes para estirarte, ajustar tu postura y dejar que tus ojos descansen de la pantalla.


8. Evita el tiempo excesivo frente a la pantalla antes de acostarte: la luz azul que emiten los dispositivos electrónicos puede interferir con tu ciclo de sueño. Limita tu exposición a las pantallas (por ejemplo, teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras) durante al menos una hora antes de acostarte. En su lugar, realiza actividades relajantes como leer un libro o tomar un baño tibio y asegúrate de colocar un protector contra luz azul en la pantalla de tus dispositivos digitales.


9. Busca consejo médico si es necesario: si experimentas fatiga excesiva y somnolencia constantes a pesar de hacer cambios en tu estilo de vida, es recomendable consultar a un profesional de la salud. Un médico te puede ayudar a identificar cualquier afección médica subyacente o brindarte orientación sobre los pasos que puedes seguir.



Liliana Franco

Quiero platicar® Coaching





Liliana Franco coach profesional

Si quieres conocer más sobre Liliana Franco, así como su formación profesional, ingresa a la página Quiero platicar® Coaching o ingresa al perfil de Liliana Franco en Linkedln.



Enlaces rápidos:






0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page