top of page

Cómo dar retroalimentación en el trabajo

Actualizado: 12 dic 2023


cómo dar retroalimentación en el trabajo

Cómo dar retroalimentación en el trabajo


La retroalimentación en el lugar de trabajo se refiere al proceso de proporcionar información, observaciones, evaluaciones o sugerencias a los empleados, colaboradores y miembros de equipo sobre su desempeño, comportamiento o contribuciones a la organización. La retroalimentación efectiva es esencial para el desarrollo profesional, la mejora del desempeño y el fomento de una cultura de aprendizaje y crecimiento continuo.


Si te has preguntado cómo dar retroalimentación en el trabajo de forma efectiva, a continuación revisaremos algunos puntos que debes tener presente.



retroalimentación efectiva



1. Se oportuno. Proporciona retroalimentación a tu colaborador lo más cercana posible al comportamiento o evento observado. La retroalimentación oportuna es más relevante y procesable.


2. Se específico. Se claro y específico sobre el comportamiento o desempeño que estás abordando. Utiliza ejemplos concretos para ilustrar tus puntos. Si así lo deseas, puedes apoyarte con el acrónimo STAR (Situación, Tarea, Acción, Resultado) para abordar la situación concreta sobre la que estás retroalimentando. Evita usar ejemplos pasados o ambiguos.


3. Utiliza la declaración "Yo". Enmarca tus comentarios en términos de cómo el comportamiento o desempeño te afectó a ti o a la organización. Por ejemplo, di "Me di cuenta de que cuando no cumpliste con la fecha límite, se retrasó el proyecto", en lugar de "No cumpliste con la fecha límite".


4. Se constructivo. La retroalimentación debe ser constructiva, no punitiva. Concéntrate en cómo el empleado puede mejorar, crecer o potenciar su desempeño. Evita culpar o atacar personalmente.


5. Equilibrio positivo y negativo. Si es posible, proporciona un equilibrio entre comentarios positivos (lo que se está haciendo bien) y las áreas de mejora. Esto ayuda a los empleados a comprender sus fortalezas y dónde pueden desarrollarse.


6. Pregunta por su perspectiva. Fomenta una conversación bidireccional. Pregunta al empleado su perspectiva sobre los comentarios y sus ideas de mejora. Esto fomenta el compromiso y la colaboración.


7. Se respetuoso y empático. Aborda la retroalimentación con empatía y respeto por los sentimientos del empleado. Reconoce que recibir comentarios puede ser un desafío.


8. Concéntrate en el comportamiento, no en la personalidad. Aborda los comportamientos o acciones, no la personalidad o el carácter de un individuo. Mantén la retroalimentación centrada en acciones que se pueden cambiar.


9. Establece expectativas claras. Asegúrate de que los empleados comprenden tus expectativas y estándares de desempeño desde el principio. Esto hace que sea más fácil proporcionar comentarios cuando saben lo que se espera.


10. Utiliza métricas de rendimiento. Cuando corresponda, utiliza datos o métricas de rendimiento objetivos para respaldar tus comentarios (ejemplo: reportes de ventas, presentaciones y/o reportes de apoyo). Esto añade credibilidad y reduce la subjetividad.


11. Seguimiento. Después de brindar comentarios, realiza un seguimiento con el empleado para seguir el progreso y ofrecer apoyo adicional si es necesario. La retroalimentación y el entrenamiento continuos conducen a mejoras a largo plazo.


12. Documenta los comentarios. Para sesiones de comentarios más formales o cuando se tratan problemas de desempeño, es recomendable documentar los comentarios proporcionados, ya que esto puede ser útil en discusiones futuras o para evaluaciones de desempeño.


13. Ofrece capacitación y recursos. Si un empleado necesita adquirir nuevas habilidades o conocimientos para mejorar, brindarle acceso a capacitación y recursos para apoyar su desarrollo.


14. Mantén la confidencialidad. Respeta en todo momento la confidencialidad de las conversaciones de retroalimentación, especialmente cuando se discuten asuntos delicados o personales.



conclusión.


Recuerda que la retroalimentación efectiva es un proceso continuo, no un evento único. Los controles periódicos y la comunicación abierta son esenciales para fomentar una cultura de mejora continua y desarrollo de los empleados en el lugar de trabajo. Además, la retroalimentación debe adaptarse a la persona y a la situación, ya que no hay una solución única cuando se trata de brindar retroalimentación de manera efectiva.


Si buscas formarte en liderazgo gerencial para aprender más herramientas de gestión de personal, ingresa al Curso de Liderazgo Gerencial de Quiero platicar® Coaching.



Liliana Franco

Quiero platicar® Coaching



Liliana Franco Coach Profesional

Si quieres conocer más sobre Liliana Franco, así como su formación profesional, ingresa a la página Quiero platicar® Coaching o ingresa al perfil de Liliana Franco en Linkedln.




Enlaces rápidos:






0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page